Guía de entrenamiento HIIT en casa

Encontrar tiempo para hacer ejercicio es un reto. Pero te hace estar más en forma. Te hace más feliz. Te hace más fuerte. Incluso beneficia a tu vida sexual.

Es una obviedad. Pero sabemos que estás ocupado. ¿Y lo mejor? Con el entrenamiento en intervalos de alta intensidad, puedes llevarte a ti mismo -y a tu estado físico- al máximo en tan sólo 20 minutos. No hay excusas.

¿Qué es un entrenamiento HIIT?

Es sencillo: te exiges a ti mismo. Una y otra vez. Pasa de una escala de 1 a 10, vuelve a 1, vuelve a 10. Y así sucesivamente. El método está probado para lograr la salud y el rendimiento.

¿Cómo se hace?

Para un entrenamiento HIIT que queme los músculos, esfuérzate al máximo durante 30 segundos (por ejemplo, 30 segundos de burpees), descansa 30 segundos y vuelve a hacerlo. Repite durante 10 minutos en total para empezar y luego aumenta el tiempo a medida que te adaptes, hasta llegar a los 20 minutos.

Entrenamiento HIIT para la pérdida de grasa

Es un usuario de calorías. Un potenciador del estado de ánimo. Un quemador de grasa.

El HIIT le ayuda a alcanzar sus objetivos en cuestión de minutos. Le permite dedicar menos tiempo al ejercicio sin dejar de quemar la misma cantidad de calorías. Se ha demostrado que es más eficaz que el ejercicio moderado alquemando más calorías y aumentando la oxidación de las grasas después del ejercicio.

Es la cura milagrosa al tiempo. No sólo es rápido de hacer, sino que funciona con la mayor eficiencia para ayudar a la tasa metabólica de su cuerpo, los niveles de oxígeno y la resistencia a la insulina. Incluso es eficaz para prevenir o moderar la diabetes tipo 2.

Ejercicios HIIT

El método HIIT puede aplicarse a la mayoría de los ejercicios. Aquí tienes algunos para empezar.

Ciclismo: Pedalea fuerte durante 30 segundos. A continuación, relaja el ritmo a un ritmo lento durante 2-4 minutos. Repite durante 15-30 minutos.

Burpees: Haz burpees durante 30 segundos y luego descansa 15 segundos. Enjuaga el sudor y repite durante 6 series.

Correr: Haz un poco de footing. A continuación, baja el ritmo. Hazlo durante 15 segundos y luego relájate con un paseo o un trote a ritmo lento durante 1 o 2 minutos. Repite durante 10-20 minutos.

Nuestra recomendación sobre ejercicio HIIT

Hacer ejercicio es difícil. Sobre todo si no tienes tiempo. Aquí es donde entra en juego el HIIT. Siempre puedes incluir un entrenamiento de 20 minutos en algún momento de tu semana, sin importar tu horario.

Hazlo al levantarte. Hazlo en tu descanso para comer. Hazlo al llegar a casa. Sólo asegúrate de hacerlo. Supondrá una gran diferencia para tu mente y tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *