Regresión del sueño infantil a los 4 meses

Los padres saben muy bien que los cambios son rápidos para los bebés. Crecen y se desarrollan a un ritmo rápido, y eso incluye cambios en su patrón de sueño a medida que crecen.

Los recién nacidos empiezan durmiendo sólo en segmentos cortos, pero a los pocos meses se desarrolla una nueva tendencia a dormir durante períodos más largos y a pasar más tiempo durmiendo por la noche.

Para consternación de muchos padres, esta progresión hacia un horario de sueño más estable puede producirse a trompicones. Los patrones de sueño pueden cambiar rápidamente e incluso a veces parecen ir al revés. Esto se llama a menudo una regresión del sueño, y puede ocurrir en varios puntos del desarrollo de la infancia.

El momento y la naturaleza de las regresiones del sueño pueden variar en cada bebé, pero no es raro que se produzca una alrededor de los cuatro meses. Conocer las causas, los signos y las formas de afrontar una regresión del sueño a los cuatro meses puede ayudar a los padres a desarrollar hábitos de sueño saludables y a favorecer el sueño de su hijo.

¿Cómo cambia el sueño del bebé en torno a los cuatro meses?

En los dos primeros meses después del nacimiento, el bebé necesita entre 14 y 17 horas de sueño al díapero ese sueño se produce en segmentos de 1 a 3 horas a lo largo del día.

Esto empieza a cambiar alrededor de los tres meses, cuando el sueño del bebé comienza a consolidarse, lo que significa que empieza a dormir durante períodos más largos. Aunque las siestas múltiples siguen siendo la norma, pueden tener sesiones de sueño nocturno más largas y dormir menos horas en total (más cerca de 14-15 horas al día).

El proceso de consolidación del sueño, sin embargo, es muy variable. A esta edad, el cerebro y el cuerpo están desarrollándose rápidamentey el proceso de formación y vinculación de las diferentes áreas del cerebro y del sistema nervioso puede crear inestabilidad en el sueño. Los bebés están aprendiendo a reaccionar cada vez más a su entorno, incluyendo el ajuste a la luz del día, la alimentación y otros aspectos de su horario diario.

¿Qué causa la regresión del sueño a los 4 meses?

Una regresión del sueño a los cuatro meses puede ocurrir porque los bebés están en medio de una transición importante que los aleja del patrón de sueño del recién nacido. Esa transición no siempre es suave; puede tener mesetas o retrocesos como las regresiones del sueño. La inestabilidad del sueño que acompaña al desarrollo del cerebro a esta edad puede verse afectada además por el entorno, el crecimiento físico y los hábitos de sueño.

Hay mucho que se desconoce sobre la biología subyacente del sueño, por lo que incluso los expertos en sueño pediátrico no pueden señalar una sola causa para una regresión del sueño de cuatro meses.

¿Todos los bebés tienen una regresión del sueño a los 4 meses?

No todos los bebés tienen una regresión del sueño a los cuatro meses. Los estudios de investigación han demostrado que existe una considerable variación individual en el sueño de los bebés. Algunos bebés pueden no tener una regresión del sueño detectable a los cuatro meses, mientras que otros pueden tener dificultades para dormir a esta edad o en un momento algo anterior o posterior.

¿Cuáles son los síntomas de una regresión del sueño a los 4 meses?

Alrededor de los cuatro meses, algunos bebés muestran signos de empeoramiento del sueño. Algunos ejemplos de síntomas de una regresión del sueño son:

  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Despertares nocturnos más frecuentes
  • Aumento del llanto o de la inquietud al despertarse
  • Reducción notable del tiempo total de sueño

Es natural que los padres se pregunten cuánto durarán estos síntomas de una regresión del sueño. En la mayoría de los casos, los problemas de sueño sólo duran entre unos días y unas semanas, pero esto puede depender en parte de que se fomenten buenos hábitos de sueño que promuevan un mejor descanso del bebé.

¿Cómo pueden los padres afrontar los problemas de sueño de los niños de cuatro meses?

No existe una solución única para la regresión del sueño de los cuatro meses; en cambio, se anima a los padres a cultivar rutinas y hábitos de sueño saludables para su bebé. Varios consejos a menudo pueden no sólo ayudar a corto plazo, sino también crear un marco para un sueño más saludable a medida que el bebé crece.

  • Continúa siguiendo las pautas para un sueño seguro en los bebés. Cuando consideres hacer cambios en los hábitos de sueño de tu bebé, asegúrate de revisar guía para un sueño seguro y la reducción del riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • Acueste a su bebé mientras está somnoliento pero no completamente dormido. Dejar que tu hijo experimente el hecho de dormirse en la cama, en lugar de dormirse en otro sitio y luego ser acostado, le permite asociar su cama con el sueño. También puede ayudarles a acostumbrarse a dormirse en la cama por sí mismos, lo que puede ayudarles a autocalmarse durante los despertares nocturnos.
  • Busca signos de somnolencia. Intenta identificar señales como la inquietud o el frotarse los ojos que pueden indicar que tu bebé está cansado. Esto puede ser una señal para iniciar la rutina de la hora de dormir, de modo que puedas acostarlo mientras está somnoliento.
  • Juegos diurnos. Procura que tu bebé esté expuesto a la luz del día. Mantener a tu bebé activo cuando está despierto durante el día y proporcionarle acceso a la luz natural puede ayudarle a ajustar su reloj interno para que duerma más por la noche.
  • Crea un buen entorno de sueño. Asegúrate de que sea oscuro, silencioso y tranquilo para que haya menos fuentes de estimulación, distracción o perturbación.

Otra forma de promover el sueño del bebé es crear una rutina estándar antes de acostarse. Esto puede crear señales para tu bebé de que es hora de dormir y se ha descubierto que hace que que los bebés se duerman y permanezcan dormidos.. Esta rutina debe incluir:

  • Alimentar al bebé poco antes de acostarse para que pueda dormir más tiempo antes de necesitar ser alimentado de nuevo.
  • Ayudar a tu bebé a calmarse con actividades relajantes como los mimos o el balanceo.

Si tu bebé se despierta por la noche, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Espera un minuto antes de ir a ver cómo está, para ver si es capaz de tranquilizarse y volver a dormirse.
  • Si tienes que alimentar a tu bebé por la noche, intenta hacerlo lo más rápido posible y manteniendo la habitación oscura y en silencio. Una vez alimentado, evita jugar con él o estimularlo y vuelve a acostarlo para que vuelva a dormir.

Si tu bebé llora por ansiedad de separación cuando lo acuestas, resiste el impulso de sacarlo de nuevo de la cuna. Intenta consolarle y tranquilizarle, frotando ligeramente su cabeza mientras le hablas con voz suave y tranquilizadora hasta que se calme, momento en el que puedes alejarte tranquilamente y dejar que se duerma.

¿Cuándo deben los padres hablar con un médico sobre los problemas de sueño de los niños de cuatro meses?

Si su bebé tiene dificultades para dormir o tiene muchos despertares nocturnos, la Academia Americana de Pediatría aconseja hablar con su médico si también notas:

  • Falta de crecimiento o aumento de peso
  • Un número reducido de alimentaciones
  • Cambios, especialmente reducción, en la micción o en las deposiciones

Los padres deben comentar con su pediatra cualquier respiración anormal durante el sueño.

Autocuidado para los padres

El autocuidado es una parte importante de la crianza, y eso incluye reconocer que los despertares nocturnos o las regresiones del sueño son comunes en los bebés.

Los padres deben establecer sus expectativas de forma adecuada y recordar que los bebés tardan en desarrollar patrones de sueño estables. Muchos bebés no duermen toda la noche ni siquiera a los 12 meses (10), por lo que los padres deben evitar culparse si su bebé se despierta por la noche. El autocuidado también incluye pensar en consejos que ayuden a los padres a dormir lo necesario para sentirse más descansados a pesar del horario de sueño de su bebé.

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • No



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.