¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes de la semaglutida?

Semaglutida, el ingrediente activo de Ozempic y Wegovy, ha demostrado ser un eficaz y seguro tratamiento para la diabetes de tipo 2 en el Reino Unido y también ha sido recomendado por el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) como tratamiento para la pérdida de peso. Pero, como ocurre con todos los medicamentos, algunas personas pueden experimentar efectos secundarios. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre los efectos secundarios de la semaglutida: cuáles son los mecanismos que los provocan, su duración y qué puedes hacer para aliviarlos.

¿Cómo funciona la semaglutida?

La semaglutida pertenece a un grupo de fármacos denominados agonistas del péptido similar al glucagón-1 (GLP-1), lo que significa que imita la hormona GLP-1 que todos tenemos en nuestro cuerpo. Cuando comemos, el GLP-1 se libera en el intestino, lo que repercute principalmente en dos partes de nuestro cuerpo:

  • El estómago: El GLP-1 hace que el estómago digiera los alimentos más lentamente para que la comida permanezca más tiempo en el estómago. Esto hace que te sientas lleno más rápido y durante más tiempo.
  • El cerebro: El GLP-1 aumenta la saciedad, lo que reduce la ingesta de alimentos, el apetito y la sensación de hambre.

Estos dos mecanismos reducen colectivamente el apetito, lo que conduce a una menor ingesta de alimentos. Así es como la semaglutida, una forma sintética de GLP-1, ayuda a perder peso.

Pero el proceso de retrasar la digestión en el estómago también puede causar molestias en el sistema gastrointestinal, lo que provoca efectos secundarios.

¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes de la semaglutida?

Si es la primera vez que tomas un medicamento, acostúmbrate a leer siempre el prospecto que acompaña al medicamento. En él se enumeran los posibles efectos secundarios y las advertencias para que puedas estar bien informado antes de empezar a tomarlo.

La mayoría de los efectos secundarios comunes de la semaglutida causan molestias en el sistema gastrointestinal, incluyendo:

  • Náuseas (sensación de malestar)
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Estreñimiento
  • Dolor de estómago
  • Hinchazón
  • Gases
  • Malestar estomacal
  • Acidez de estómago

Algunos otros efectos secundarios comunes que puede experimentar incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Fatiga (sensación de cansancio y falta de energía)
  • Mareos

Algunos de estos efectos secundarios pueden ser en realidad una consecuencia de los efectos secundarios gastrointestinales – por ejemplo, los dolores de cabeza pueden ser causados por la deshidratación que puede ocurrir como resultado de vómitos y diarrea severos.

¿Cuánto duran los efectos secundarios de la semaglutida?

La duración de los efectos secundarios varía de una persona a otra. Algunas personas no tendrán ningún efecto secundario y podrán tolerar la medicación de inmediato. Otras pueden experimentar efectos secundarios desde el principio que desaparecen después de un tiempo.

La mayoría de los efectos secundarios comunes de la semaglutida son leves y sólo duran unas semanas, mientras su cuerpo se adapta al medicamento. Los efectos secundarios son más frecuentes durante el período de aumento de la dosis. Para facilitar este período, la primera dosis de semaglutida será baja, y luego se aumentará gradualmente hasta alcanzar la dosis óptima.

¿Cuáles son los efectos secundarios más graves de la semaglutida?

La semaglutida es un medicamento de venta con receta, por lo que no es apto para todo el mundo y, como ocurre con muchos medicamentos, existe la posibilidad de que se produzcan efectos secundarios graves que debes conocer. El folleto de información al paciente indica que la semaglutida no debe ser utilizada por personas con diabetes de tipo 2 que tomen cualquier otro medicamento para la diabetes, debido al riesgo de hipoglucemia (bajada de azúcar en sangre). También existe el riesgo de pancreatitis (inflamación del páncreas), que provoca un dolor de estómago intenso y persistente.

Algunos estudios iniciales de la semaglutida mostraron un mayor riesgo de tumores de tiroides, incluido el cáncer, cuando el medicamento se probó en roedores. Estos animales de laboratorio tienen un mayor riesgo innato de desarrollar cáncer de tiroides, que los humanos no parecen tener en la misma medida. Esto significa que el riesgo de desarrollar cáncer de tiroides tras el uso de semaglutida no parece aumentar en los seres humanos. Como medida de precaución, la semaglutida no se prescribe si usted o algún miembro de su familia ha tenido alguna vez un tipo de cáncer de tiroides llamado carcinoma medular de tiroides (CMT) o si tiene una neoplasia endocrina múltiple (NEM) de tipo 2.

Si experimenta alguno de los efectos secundarios graves mencionados anteriormente, póngase en contacto con su proveedor de atención médica inmediatamente. Durante la consulta, tendrá la oportunidad de hablar con un médico y contarle su historial médico, lo que le ayudará a tomar una decisión informada sobre el tratamiento de pérdida de peso que más le conviene.

¿Qué debo hacer si experimento efectos secundarios de la semaglutida?

Si experimenta efectos secundarios de la semaglutida, hay algunas cosas que puede hacer:

  1. No coma demasiado: Intente comer sólo la cantidad de comida que necesite para sentirse satisfecho. Comer en exceso mientras se toma semaglutida aumenta el riesgo de efectos secundarios gastrointestinales.
  2. Pregunte por el cambio de dosis: Si el efecto secundario afecta al sistema gastrointestinal, por ejemplo, las náuseas, puede retrasarse el aumento de su dosis. De este modo, el organismo dispone de más tiempo para adaptarse a la medicación. Otra opción es reducir la dosis hasta que los síntomas mejoren.
  3. Beba mucha agua: en caso de que tenga diarrea o estreñimiento, debe beber mucha agua para evitar deshidratarse.
  4. Utiliza medicamentos de venta libre: hay una serie de medicamentos que pueden aliviar los síntomas de las náuseas, la acidez y el dolor de cabeza que pueden adquirirse sin receta médica. Pregunta en tu farmacia local si no estás seguro de cuál es el mejor para ti.
  5. Pregunta por el cambio de medicación: en caso de que experimente efectos secundarios demasiado molestos para tolerarlos, existe la opción de solicitar el cambio de medicación.

Si te preocupa algún efecto secundario, asegúrate de ponerte en contacto con tu médico para que te aconseje. Él te orientará sobre cuál de las opciones mencionadas es la más adecuada para ti y tus síntomas.

Lo esencial

Si experimenta efectos secundarios durante el tratamiento con semaglutida, no se desespere. Sigue nuestros consejos para guiarte en tu viaje hacia una vida mejor, más sana y más ligera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *