Cuando duerme un bebe toda la noche

¿Cuándo duermen los bebés toda la noche?

Conseguir que los bebés se duerman y permanezcan dormidos puede ser un reto para los padres. Muchos esperan el momento en que su hijo duerma toda la noche, pero ¿cuándo ocurrirá exactamente?

La mayoría de los bebés duermen toda la noche alrededor de los 6 meses. En un estudio, alrededor del 38% de los niños de 6 meses no dormían toda la noche, pero esa cifra se redujo a menos del 28% a los 12 meses. Esto refleja cómo cambian los ciclos de sueño de los bebés a medida que crecen.

Los recién nacidos de 0 a 3 meses necesitan 14-17 horas de sueño, y los bebés de 4 a 11 meses necesitan entre 12 y 15 horas. Es importante señalar que las horas de sueño varían mucho entre los bebés de menos de cuatro meses. Por ello, la Academia Americana de Pediatría (AAP) y la Asociación Americana de Medicina del Sueño (AASM) no han hecho una recomendación para ese grupo de edad.

¿Qué es «dormir toda la noche»?

Cuando se refiere a los bebés, dormir toda la noche significa que duermen al menos seis horas ininterrumpidas. Pueden despertarse brevemente, pero son capaces de tranquilizarse y volver a dormir.

¿Qué puede afectar al momento en que los bebés empiezan a dormir toda la noche?

Aunque la disposición a dormir toda la noche está vinculada a la edad, el comportamiento y las experiencias de los bebés son únicos y dan lugar a horarios de sueño diferentes.

Los hábitos, como una rutina constante a la hora de dormir, ayudan a los bebés a dormir toda la noche. Al igual que ocurre con los niños y los adultos, lo que ocurre durante el día y en las horas previas a la hora de acostarse afecta al sueño nocturno de los bebés. Para un rutina regular a la hora de dormir con tu bebé considera lo siguiente:

  • Atenúe las luces brillantes y elimine los ruidos fuertes y las actividades antes de acostarse.
  • Camina con tu bebé en brazos o balancéalo suavemente para que se duerma.
  • Asegúrate de acostar a tu bebé cuando esté dormido pero no profundamente. Esto ayuda al bebé a aprender a dormirse por sí mismo.

Ten en cuenta que una buena rutina a la hora de dormir es importante para el entrenamiento general del sueño. Las rutinas para ir a la cama también son buenas para los padres, tanto durante el embarazo como después para prevenir o reducir el insomnio de los padres.

¿Cómo pueden los padres ayudar a sus bebés a dormir toda la noche?

Además de una rutina consistente a la hora de acostarse, se ha demostrado la eficacia de dos estrategias para ayudar a los bebés a dormir sin interrupciones durante la noche: el desvanecimiento a la hora de acostarse y la extinción graduada.

El desvanecimiento a la hora de dormir consiste en acostar al bebé 15 minutos más tarde cada noche para comprimir el sueño y limitar el tiempo en la cama. Si los padres comprueban que el bebé está dormido 15 minutos después de acostarlo, ya no es necesario retrasar la hora de acostarse.

La extinción gradual es el proceso de crear espacios cada vez más largos entre el momento en que el bebé llora y el momento en que los padres responden al llanto. El padre espera dos minutos después del primer llanto del bebé antes de responder, luego espera cuatro y después seis minutos después del siguiente llanto. Estos periodos de espera se amplían gradualmente hasta que el bebé aprende a calmarse por sí mismo.

No todas las estrategias funcionan para todos los bebés. Consulta a tu pediatra para que te haga sugerencias adecuadas para tu hijo.

¿Qué impide que los bebés duerman toda la noche?

Hay varios factores que impiden que los bebés duerman toda la noche.

  • Hambre. Dado que los bebés están acostumbrados a alimentarse unas pocas veces durante la noche, es posible que pidan a gritos que se les preste atención y se les alimente cuando pasen a dormir durante períodos más largos. En esta etapa, los padres pueden mantener la interacción de la alimentación lo más breve posible y no jugar con el bebé.
  • Ansiedad de separación. Los bebés se vuelven naturalmente temerosos de estar lejos de sus padres. Si el bebé llora después de ser acostado, las respuestas de los padres por la noche, como abrazarlo y mecerlo, pueden hacer que el bebé busque la atención de sus padres. Los padres no deben sacar al bebé de la cuna y, en su lugar, deben tocarle la cabeza o la espalda y hablarle tranquilamente para tranquilizarle hasta que se haya calmado. Esto ayuda al bebé a aprender que sus padres están cerca, y se asustará menos.
  • Entorno. Los bebés necesitan dormir en una habitación oscura. Si uno de los padres viene a ver al bebé durante la noche, no debe encender ninguna luz, pero sí utilizar lámparas nocturnas si es necesario.
  • Compartir la cama. Que el bebé duerma en la cama de los padres puede dificultar su capacidad para dormir toda la noche. Además, el bebé corre un mayor riesgo de riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

¿Deben preocuparse los padres si sus bebés no duermen por la noche?

Algunos cambios en los patrones de sueño de un bebé son normales. Tenga en cuenta que si hay cambios breves, como una enfermedad o un viaje, dormir puede ser más difícil para su hijo. Siga manteniendo una rutina consistente para el bebé para fomentar el sueño nocturno.

Si te preocupan los hábitos de sueño de tu bebé, lleva un registro de las horas que duerme y de cuándo lo hace. Comparta esta información con su pediatra y él podrá ayudarle a identificar si el comportamiento de su hijo es normal o refleja un posible problema de sueño.

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • No



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.